Constelaciones familiares

  1. Inicio
  2. Constelaciones familiares
Talleres de Constelaciones Familiares.

Bert Hellinger desarrolló esta metodología grupal, que sigue evolucionando en constante renovación, a través de nuevos descubrimientos.

Estos Talleres son un laboratorio de investigación para registrar los constantes avances en la solución de las problemáticas familiares y relaciones actuales.

Éste enfoque sistémico-fenomenológico considera que:

  • La Familia es el primero y el más importante sistema al que pertenecemos, ya que es donde nacemos y nos relacionamos con el entorno, adquiriendo los primeros y más significativos aprendizajes para el resto de nuestra vida.
  • Los lazos familiares, a veces invisibles e inconscientes, son un cordón de vinculación muy poderoso, que nos mantienen conectados de manera muy consistente, con varias generaciones.

Las Constelaciones  Familiares  son un método muy eficaz para hacer conscientes dinámicas ocultas y aquellos asuntos que nos están dificultando el normal discurrir de nuestra vida:

  • Estados emocionales.
  • Situaciones de conflicto.
  • Problemas con la pareja, con los hijos, relaciones,…

Y trabajarlos. Su objetivo es facilitar el entendimiento de esas situaciones problemáticas relacionales ocurridas en el sistema familiar y qué dinámicas llevaron a esos enredos inconscientes.

¿Cómo trabajamos?

El desarrollo de una Constelación Familiar  es aparentemente sencillo. Para ello se configura una imagen inicial con los principales elementos relacionados con la situación a analizar, a partir de la información facilitada por el cliente.

Esta configuración irá evolucionando a medida que se desarrolla el trabajo, con la que podemos mirar:

  • El estado emocional del consultante.
  • El lugar que ocupa en su sistema familiar o laboral.
  • Las relaciones entre sus miembros,…

Hasta llegar a una “imagen de solución” para que la persona o personas consultantes, puedan materializar en su vida cotidiana, los cambios internos, cognitivos y de conducta necesarios para conectar con el impulso que les permita solucionar la situación y mejorar su estado.

El trabajo que se realiza a través de estas configuraciones, no sólo sirve a quién consulta, sino que también ayuda a los que participan del taller. Todos pueden acceder a conocimientos profundos y respuestas para sus asuntos, especialmente cuando lo hacen como representantes, dado que se trata de dinámicas similares que todos tenemos en nuestras familias. En cada uno resuena algo de lo vivenciado que está vibrando en uno y en todos.

Las Constelaciones Familiares pueden ayudar.

Una Constelación Familiar , no siempre es una solución en sí misma; es una metodología y una excelente herramienta para sacar a la luz las dinámicas perturbadoras y los enredos sistémicos. La transformación se inicia cuando, a partir de lo mostrado durante su desarrollo y en la imagen de solución, el cliente comienza a integrar en su vida los cambios profundos tanto cognitivos como conductuales al transformarse esas dinámicas cotidianas perturbadoras en generadoras de paz y tranquilidad.

Hemos observado profundas transformaciones y efectos beneficiosos:

  • Si tiene problemas laborales o con sus compañeros o compañeras y no es feliz en su trabajo.
  • Si se siente deprimido o triste.
  • Si sus hijos o hijas tienen problemas de comportamiento o escolares.
  • Si tiene dificultades en tus relaciones con familiares, de pareja o con los hijos e hijas.
  • Si está pensando en separarse.
  • Si se ha divorciado o separado y quiere lo mejor para sus hijos e hijas.
  • Si está pasando por un mal momento.
  • Si tiene dificultad para establecer una relación o mantenerla.
  • Si está pensando en adoptar.
  • Si tiene algún duelo por concluir.
  • Si tiene varios proyectos y desea tener una visión más clara para poder decidir.
  • Si quieren ver más allá de los hechos concretos.

Los hijos y las hijas, a veces muestran con los problemas escolares, asuntos familiares no resueltos y dinámicas profundas que lleva a una determinada conducta:

  • A través de las dificultades y el fracaso  escolar, la hiperactividad, el bullying, la dislexia, tartamudeos, tic, comportamientos disruptivos.
  • A  través de anorexia, bulimia, adicciones, drogas.

Las Constelaciones Familiares  son una excelente herramienta que ayuda en la solución:

  • De los problemas de pareja, en la  dificultad de encontrarla o en las elaciones. ¿Cuántas veces buscamos  pareja, creyendo haber aprendido  de  las  relaciones anteriores y repetimos los mismos patrones?
  • En dificultades en la relación entre los padres, especialmente cuando hay hijos o hijas en adopción.
  • En los duelos no expresados y/o mantenidos durante mucho tiempo. Con frecuencia, los descendientes, quedan como  atrapados, no pudiendo vivir su vida con plenitud.
  • En estados depresivos, de angustia, o de ansiedad.
En los Talleres de Constelaciones Familiares se puede participar:
  • Como   Cliente o clienta:  exponiendo   un   asunto   que   le   preocupe   o que   quiera   solucionar.   La   Constelación Familiar  se   centra   en   las dinámicas de su Sistema Familiar.
  • Como    Representante:  poniéndose    al    servicio    del    cliente o clienta representando a algún miembro de su familia.
  • Como    Participante: observando  y ayudando a contener aquello que va ocurriendo durante el transcurso de  la Constelación Familiar .
¿Cómo se pueden mostrar en la cotidianidad estas alteraciones del orden y de las leyes de rigen los sistemas?

Muchas  veces,  tenemos sentimientos muy profundos que nos sobrepasan y no corresponden con la situación real que estamos viviendo. Eso muestra que frecuentemente son sentimientos adoptados.   A través de las Constelaciones Familiarespodemos darnos cuenta de quién hemos adoptado sentimientos o emociones. Salirnos y dejarlos allí donde surgieron, nos permite quedar libres para vivir los que sí son nuestros. Por eso, tenemos experiencias de que a pesar de poner todo el entusiasmo en un objetivo, en un proyecto, en la búsqueda de un trabajo, no lo logramos.

“El río en busca de su cauce“.

El trabajo de Constelaciones  Familiares es como un río que perdió su curso por causa de un temporal. Los  fuertes vientos lo han llenado de árboles caídos, de ramas y hojas, de barro con piedras y rocas. El agua del río va buscando otros caminos y la fuerza de la corriente se debilita. El río sigue acumulando más obstáculos en el nudo que produjo la división de las aguas.

Es como en la vida, después de un hecho trágico, difícil o doloroso. También continua, pero con menos  fuerza en su corriente y alejando a las personas del cauce, de su fuerza.

La Constelación Familiar  muestra el nudo que se produjo durante la tormenta, y el cliente o la clienta poco a poco va  limpiando las piedras, las ramas y  los otros residuos que se acumularon durante su vida, para recuperar todo la fuerza que le permita relacionarse de la manera más adecuada. El amor entre todos vuelve a fluir, porque están en el orden correcto.

Tiiu Bolzman.

Menú